Gastos de envío gratuitos a partir de 70€ con el código ENVIOS70

Cómo TOMAR VINO, 10 pasos


Cómo TOMAR VINO por Primera Vez, 10 pasos


¿Se acerca un evento especial y te sientes inseguro porque no sabes cómo tomarvino? ¿Quieres disfrutar de la experiencia de beber esta bebida milenariacon familiares o amigos, pero desconoces cómo hacerlo? ¡Estás en el sitiocorrecto! El vino es una parte fundamental en eventos de interacciónsocial como comidas, cenas de empresa, bodas, bautizoso comuniones.

Tintos,blancos, rosados…lo cierto es que en un mismo espacio podemos encontrardistintas variedades cuyo sabor depende del tipo de uva, del terreno en el quefue plantada y del tiempo de fermentación. Cada colección de vino es única: multitud de ingredientes se mezclan con elobjetivo de proporcionar un sinfín de sensaciones en el paladar con tansolo un trago.

Despuésde una mala experiencia puede resultar complicado el hecho de querer volver arepetir, pero créenos: un buen conocimiento hará que incluso te conviertas enun aficionado al vino. Solamente es necesario aprender determinadosaspectos que rodean a la enología para que tomar vino deje de ser unreto y se convierta en una experiencia única. Además de disfrutar de su aroma yde su sabor, el vino te proporcionará multitud de beneficios. En esta guíavamos a explicarte las claves sobre cómotomar vino por primera vez.

Pasospara saber cómo tomar vino por primera vez

Disponerde un conocimiento previo para evitar cometer errores desagradables figura comoun elemento esencial en todos los ámbitos de la vida, pero especialmente en laenología. Muchas personas rechazan beber vino porque en un primer momentotuvieron una experiencia desagradable como consecuencia de la ausenciade información importante sobre el tema. Con el objetivo de que esto no tesuceda a ti hemos recopilado una serie de pasos para que aprendas cómotomarvino por primera vez para disfrutar de esta gran experiencia:

1.     Selecciona el vino más adecuado para ti

Laelección del vino constituye la acción más importante y la que más miedogenera porque en un mismo espacio solemos encontrar normalmente multitud devariedades: vinos blancos, tintos o rosados. Cada uno de ellos presenta, a suvez, característicasdiversas como el tiempo de fermentación(jóvenes, crianza y reserva), la denominación de origen o los sellos decalidad.

Loideal es que comiences por lo más simple, es decir, seleccionando el tipo devino que quieres tomar ateniendo a la intensidad del sabor. Los rosadosy los blancos se encuentran dentro del punto medio, por lo que siempre suelenser la mejor opción. Debes fijarte en la etiqueta de cada botella para evitarseleccionar aquel que tenga mucha barrica porque albergará más matices y, portanto, su sabor será mucho más intenso y menos afrutado.

Eneste primer paso también hay muchas personas que añaden como criterio deselección la época del año. Los vinos blancos y rosados se asocian alperiodo estival mientras que el tinto se considera más idóneo durante el restode estaciones del año. Se trata de una decisión personal, es decir, nohay una norma específica que así lo recoja. Opta por aquel que mejor se adaptea tu paladar.

2.     Comprueba que el vino está a la temperaturacorrecta

Latemperatura del vino es un factor determinante para su sabor.Normalmente el vino blanco se aconseja tomar a una temperatura entre 10 y 15grados, el vino rosado a una temperatura entre los 10 y 12 grados y el vino tintasa una temperatura entre los 9 y 15 grados. Se trata de cifras aproximadaspuesto que la numeración exacta dependerá de factores de producción enológicos.

Los vinos antiguos requierenmantenerse a temperaturas más elevadas que los vinos jóvenes para conservartodas sus propiedades

Lomás recomendable es optar por un vino a temperatura ligeramente fresca ydejar a un lado aquellos que tienen una temperatura muy fría o ambiente. Unvino demasiado frío siempre carecerá de sabores y un vino demasiado calientecontendrá demasiados aromas de alcohol. Por esta razón, seleccionar la botellaque se encuentra a temperatura ligeramente fría es la mejor opción paracomenzar a disfrutar del sabor de esta bebida.

3.     Utiliza la copa adecuada al tipo de vinoseleccionado

Existendiversos modelos de copas para cada tipo de vino con el objetivo deproporcionar una mejor experiencia de sabor. Para los vinos tintos se debenutilizan copas que poseen un cáliz (recipiente) más grande y una boca másabierta para que la bebida oxigene. Para los vinos blancos se deben utilizarcopas grandes, pero con un cáliz más pequeño para conservar los aromas.Normalmente en un evento social suelen estar presentes ambos tipos, por lo queconocer previamente sus características te ayudará en este proceso de tomarvino de modo adecuado.

Tambiénes recomendable que las copas sean de vidrio y no de cristal para mantener suesencia dentro del elemento, especialmente en vinos de barrica como Delampa 50 años. Se trata de un tipo de vino de crianza de doce mesesen barrica de roble francés, por lo que una buena copa es fundamental parapoder disfrutar adecuadamente de su carácter y su complejidad. 

4.     Llena la copa de vino hasta la mitad

Comodecía el escritor Oscar Wilde, para conocer el origen y la calidad el vino nohay que beber todo el barril. Se debe servir aproximadamente unos 40milímetros de vino en la copa para disfrutar de su textura y de su sabor.Una correcta cantidad permitirá, además, que la temperatura de la bebida semantenga correctamente conservando todas sus propiedades.

Dependiendo del tipo de copa lacantidad de vino varía, pero normalmente has de calcular que la medida es deaproximadamente un dedo

5.     Sostén la copa de vino por el tallo

Lamayoría de las copas se deben sujetar por su tallo o fuste, es decir,por la parte larga y fina para conseguir que la bebida mantenga su temperatura.Seguramente habrás visto a personalidades famosas hacerlo a través del cáliz,pero déjanos decirte que se trata de un error. Este tipo de sujeción solo ha dehacerse con bebidas alcohólicas como el cornac puesto que para que conserve susabor requiere estar a temperatura ambiente.

Cómoves, el objetivo de un buen sostén se basa en la conservación de las propiedadesde la bebida. Por esta razón, en el caso del vino has de sujetar la copapor el tallo con las yemas del dedo pulgar y el dedo índice. Ten cuidado yevita que el dedo meñique quede estirado para generar una imagen más positiva.¡De este modo seguro que pareces todo un experto en enología!

6.    Dejaque el vino respire

Esperaunos segundos después de que te hayas servido el vino en la copa para que elvino respire. Normalmente si estás en un evento social el sumiller ya se habráencargado de abrir las botellas veinte minutos antes de servirlas paraque la bebida se airé y mejore su textura. Sin embargo, es recomendable que unavez servido se deje reposar unos minutos para que desprenda todo suaroma. De este modo la experiencia de probar vinos blancos como Mr.Jenares o vinostintos como Marzas será mucho más placentera.

 

7.     Aprecia el aroma del vino

¡Hallegado el gran momento! Después de seleccionar el vino y echarlo adecuadamenteen tu copa, el siguiente paso es apreciar su aroma. Para ello se recomiendapreviamente agitar la copa para apreciar aromáticamente sus propiedades.El vino, como has podido comprobar, es una verdadera habilidad artística querequiere un gran proceso de producción. Por eso antes de saborearlo es fundamentalapreciar el aroma de cada uno de sus componentes.

Elmovimiento que has de llevar a cabo debe desarrollarse de forma circulartanto para el lado derecho como para el izquierdo. La dirección no afecta a laactividad, pero sí puede hacerlo la sujeción. Nuevamente es muy importante que agarresla copa por el tallo para que el vino comience a oxigenar de modo exitoso.Si tienes miedo a que pueda desprenderse una pequeña cantidad de la bebida, terecomendamos que lleves a cabo en movimiento apoyándote en una mesa. Deeste modo evitarás posibles incidentes y podrás disfrutar del aroma antes de degustarlo.

8.     Cata el sabor del vino

Unavez que has identificado todos sus aromas debes proceder a saborearlo. El vinosiempre tiene un sabor mejor cuando se toma a sorbos cortos porque deeste modo se puede sopesar mejor su peso, su textura y sus componentes. Eso sí:debes evitar hacer ruido durante el procedimiento para evitar proyectar unaimagen negativa. Piensa que se trata de un producto que ha sido muy cuidado,por lo que hacerlo adecuadamente es fundamental.

9.    Mantén la copa de vino limpia

Lacopa siempre ha de permanecer limpia y transparente por cuestionesestéticas. Cuando estamos en una comida, en una cena o en un evento de caráctersocial es normal que mientras disfrutamos de nuestra copa de vino estemosdegustando algún alimento. Hay que ser cuidadosos y evitar ensuciar en lamedida de lo posible en recipiente. Para ello es recomendable utilizar una servilletaantes de volver a saborear el vino que hemos seleccionado.

10.  Cambia de copa si cambias de vino

Comohemos visto anteriormente, cada vino tiene un modelo de copa específico. Sicambias de vino, debes cambiar de recipiente. De lo contrario el sabor deambas bebidas se fusionará en tu copa y no podrás degustar correctamente elsabor de cada una de ellas. Recuerda que cada modalidad es única y merece tenerel mismo tratamiento que te ha proporcionado.

Lohabitual es que en un evento de carácter social los profesionales se encarguende proporcionarte automáticamente una copa nueva acorde al tipo de bebida. Sinembargo, como te decíamos en pasos anteriores es recomendable tener unconocimiento previo sobre el tema para evitar una experiencia desagradableo una situación incómoda. ¡El saber nunca ocupa lugar!

Aprendecómo tomar vino para disfrutar de su esencia

Tomar vino por primera vezserá una actividad mucho más sencilla después de haber leído este conjunto depasos clave para alcanzar una buena experiencia. La enología puedeparecer un sector muy complicado, pero solamente es necesario informarse sobredeterminados elementos clave para comprobar que no es así. Tú mismo locomprobarás después de aplicar estos consejos en un evento social. Estamosseguros que te animarás a seguir disfrutando de este arte e incluso seguro queacabas asistiendo a las mejores catas de vinonacionales. 

 

Pocoa poco irás descubriendo qué tipo de vino se ajusta más a tu gusto enfunción de elementos determinantes como el tipo de uva, la región deproducción, los periodos en barrica o las temperaturas de conservación. Solamentenecesitas tiempo para probar cada uno de ellos así que ¡dale una oportunidadal vino ahora que conoces los elementos más fundamentales para poderdisfrutarlo desde el primer momento!

¿Qué te ha parecido nuestra guía sobre cómotomar vino por primera vez? ¿Conocías alguno de los consejos que te hemosdado? ¿Crees que nos hemos dejado alguno? ¿Te has quedado con alguna duda opregunta? Entonces te pedimos que dejes un comentario. Da igual que seaun simple gracias, nos alegraremos mucho de leerlo y responderlo.