Gastos de envío gratuitos a partir de 70€ con el código ENVIOS70

SOBRE NOSOTROS

Historias en vidrio

Nuestros Orígenes

Directo desde el corazón de Jumilla


Bodegas Delampa nace en 1922 de la mano de Julián Santos Martínez en Jumilla, Murcia, con poco más que un sueño y un racimo de uvas.


Fue en un humilde granero donde Don Julián Santos, tras muchas noches de insomnio investigando y probando maneras de crear vino con tan solo sus manos y unas pocas barricas fabricadas a mano y las uvas recolectadas de las vides del pueblo, donde nació una ilusión. Nació Bodegas Delampa.


Desde entonces y hasta nuestros días, nuestra familia se ha dedicado a la elaboración y crianza de vinos.



Nuestra Historia

Un relato de duro trabajo y esfuerzo


Desde entonces, Bodegas Delampa ha ido pasando de generación en generación. Sin embargo, es bajo el ala de Julián García Santos, nuestro actual dueño y nieto de nuestro fundador, que Bodegas Delampa vive su época dorada.


Julián García Santos hereda tanto la sangre vinícola de sus antepasados como el sueño de su abuelo, y es así que, junto con sus tres hijos, construye con sus manos desnudas en 1890 la actual sede de nuestra bodega, piedra a piedra.


Julián García Santos continúa trabajando sin descanso a día de hoy en la bodega para seguir creando arte en vino y honrando a su abuelo que, desde el cielo, seguramente le mire sonriendo.

Mr. Delampa

El revivir de la historia


Es en 2019 cuando uno de los hijos de Julián García Santos, Julián García Ruiz junto a su pareja Lorena Martínez Caballero deciden desempolvar la rama artística de la empresa y despertar el legado de su fundador para crear un concepto nuevo y moderno, basado en los primeros diseños de Julián Santos Martínez.


Así, de la mano de la joven pareja nace Mr. Delampa. Una perfecta fusión de la historia y tradición centenaria de la empresa con un concepto nuevo, moderno y dinámico. Directamente desde el corazón de Jumilla y de nuestra familia, a tu mesa.


Bienvenido a Mr. Delampa.


 MISIÓN

Buscamos la perfecta armonía entre el duro trabajo de la tierra para la producción de nuestro vino, junto con las más meticulosas habilidades artísticas para decorar nuestras botellas a mano, una por una, y directas al paladar de nuestros clientes.  

 VISIÓN

En Mr. Delampa creemos en el vino como forma de expresión. No vendemos vino: escribimos historias. Todas nuestras botellas están hechas para que cuentes tu historia, o la de tus seres queridos, a través de vidrio y vino.

 VALORES

Creemos firmemente en la armonía entre el duro trabajo y el arte en su forma más pura. Es por eso que todas nuestras botellas son personalizables: son nuestros queridos clientes nuestros mejores artistas.